Artículos Hábitos Saludables

¿FIBROMIALG… QUÉ?

Por Ángela Peco Psicología.

Cuando hablamos de SALUD, según la Organización Mundial de la Salud, hemos de referirnos, no sólo a la salud física, sino al conjunto formado por factores biológicos, psicológicos y sociales. Es lo que se conoce como Modelo Biopsicosocial. En otras palabras, si una persona presenta alteraciones o daños en cualquiera de estas tres áreas (la biológica, la psicológica o la social) puede decirse que su SALUD no es completa.

escultura mujer

Una persona que sufre Fibromialgia siente dolor de manera crónica en la mayor parte de su cuerpo sin que haya una dolencia clara que lo esté provocando. Destacamos también un proceso conocido como “hiperalgesia” en determinados “puntos-gatillo” del cuerpo; son zonas en las que el mínimo roce “dispara” un intenso dolor. El umbral del dolor de estas personas en esas zonas de su cuerpo disminuye notablemente (es decir, necesitan menos intensidad de dolor para percibir un dolor muy fuerte…).

El hecho de que no haya indicios de que “algo” esté provocando esta enfermedad en nuestro cuerpo…, durante mucho tiempo se la considerado incluso una ENFERMDAD SOMATOMORFA (es decir, creada desde la “psique” del paciente). Actualmente se considera una enfermedad reumática. Y afecta a más mujeres que a hombres.

Algunos estudios han descubierto como posible causa un descenso significativo de la hormona de la Serotonina (que ya os he comentado en alguna ocasión es responsable, junto a otras, de la felicidad que percibimos) y un aumento de la Sustancia P (sustancia que se relaciona con la percepción del dolor que sentimos) … PERO NO HAY RESULTADOS CONCLUYENTES AÚN…

Las personas diagnosticadas de fibromialgia… hablan de un cambio radical en sus vidas…: disminuye su capacidad física, intelectual, emocional, social y laboral.

Por este motivo es tan importante el apoyo psicológico en personas que sufren esta incapacitante enfermedad, porque no sólo afecta al físico… sino que daña todo lo demás.

Siguiendo dentro de la línea del Modelo Biopsicosocial de Salud, dentro de las tres patas del taburete de nuestra salud, en el tratamiento de una persona con fibromialgia habría que incluir:

  • Tratamiento farmacológico (prescrito siempre por un facultativo).
  • Actividad física suave y adaptada.
  • Tratamiento psicológico.

Objetivo: Mejorar la CALIDAD DE VIDA de la persona.

¿Sus síntomas?

Cuando una persona sufre Fibromialgia… ya no puede realizar su trabajo como antes… incluso tiene que dejarlo. No puede realizar, como cualquiera, como hacía desde siempre, las actividades diarias del hogar…

Realizar una sola actividad ya la deja agotada…

Incluso leer un libro es una tarea complicada, ya que la atención mantenida también se resiente.

Entre otros muchos, los síntomas más comunes son:

  • Síntomas de Depresión y Ansiedad a consecuencia del continuo dolor, de no saber de dónde viene esta enfermedad o que la provoca en tu cuerpo y porqué… (Algunos autores informan que también estos síntomas pueden ser parte del mismo trastorno).
  • Problemas de sueño: Lo que aumenta la fatiga y cansancio durante el día…
  • Rigidez muscular: calambres, temblores, agarrotamientos…
  • Dolores de cabeza y migrañas
  • Síndrome del intestino irritable

Pero… ¿Psicología en Fibromialgia… por qué?

Muchos estudios han demostrado que determinados procesos psicológicos tales como: pensamientos que tenemos sobre el dolor que sentimos, estrategias que utilizamos para afrontarlo, sensación de control que poseemos respecto a la enfermedad, focalización continuada de nuestra atención en la fuente del dolor… hacen que haya diferencias importantes en la calidad de vida y ¡en los síntomas! de unos pacientes respecto a otros medicamente hablando de personas que tenían un mismo diagnóstico.

Estos resultados a la vez que son sorprendentes ¡son muy alentadores!

Pero en psicología, como en casi todo en la vida, se necesita que el paciente sea un agente activo de su cambio.

No te dejes llevar por el derrotismo, la ACTITUD es el 50% del éxito. El otro 50% es la PRÁCTICA.

Trabajar sobre ti mismo/a aspectos como:

  • Aceptación de la enfermedad: NO ES RESIGNACIÓN ¡Para nada es lo mismo! Es entender que ahora toca vivir a otro ritmo, pero VIVIR…
  • Romper el círculo vicioso de dolor-ansiedad-más dolor. Aprendiendo técnicas tales como la respiración, relajación, meditación, visualización… que disminuyan la respuesta fisiológica de dolor. Cuando nos encontramos más nerviosos, nuestro cuerpo se tensa… cuanto más tenso está… más duele. Si notamos que duele, nos ponemos más tensos…  A eso me refiero con lo de “circulo vicioso”. Estas técnicas ayudan a calmar el cuerpo, calmando la mente…
  • Aprender técnicas de regulación emocional.
  • Reforzar tu adhesión a la actividad física, para no abandonarla.

Y lo más importante, que tomes el control: TIENES UN PAPEL CLAVE EN LOS RESULTADOS DE TU ENFERMEDAD.

  • Practica el EXPRESAR TUS EMOCIONES, tus miedos…
  • PIENSA BONITO por favor… Que un aspecto negativo del día no pese más que diez positivos.
  • Busca toda la INFORMACIÓN que puedas al respecto de tu enfermedad y sus síntomas, así como de maneras de abordarla… ¡TODO menos derrotarte!… y no es una carrera de fondo, sino de resistencia.
  • Trabaja sobre tu sentimiento de CULPA. No es tu culpa, no estás inventando nada, no quieres estar así, no te resistas, no finjas nada que no sientas, compréndete tú primero a ti mismo/a…  los demás te apoyarán en la medida de sus posibilidades…, de ahí la importancia de que tu entorno también esté formado e informado de todo lo relacionado con la Fibromialgia. Todos remando en la misma dirección es más sencillo.
  • Aprende a GESTIONAR TU TIEMPO de otra manera. No “te metas auténticas palizas” de limpiezas o tareas, el día que mejor te encuentres… eso va a significar que al día siguiente vas a estar “K.O”… Planifica muy bien las tareas, establece prioridades de lo que sea realmente urgente, dosifica tu energía… AHORA LO PRIORITARIO ERES TÚ. Busca el equilibrio entre esfuerzo y descanso.

CURIOSIDADES… PSICOLÓGICAS… “EL CUERPO HABLA LO QUE LA BOCA CALLA…”

  • Muchos estudios han detectado semejanzas en estos pacientes:
  • Han vivido situación de estrés mantenida en el tiempo.
  • Han sido personas muy activas que han soportado sobrecarga de trabajo: se han hecho cargo de familiares enfermos durante años, u otras situaciones complicadas…
  • Con dificultades para delegar y pedir apoyo…

Determinadas molestias corporales pueden ser resultado de haberlas llevado a cabo a través de un continuado cultivo en nuestro mundo emocional… no entender algunas experiencias que nos han provocado dolor, ira, insatisfacción… Esas experiencias quedan guardadas en el inconsciente… hasta que afloran reflejándose en el cuerpo.

El cuerpo refleja la forma en cómo pensamos y sentimos la vida.

Probablemente no creas esto… lo entiendo… no estamos “programados” para creer algo así… simplemente te invito a que:

Identifiques tus pensamientos diarios.

Los anotes.

Observes si existen en ellos palabras con carga negativa.

Las anotes.

Transfórmalas… en palabras positivas, en acciones positivas…

Interioriza ese cambio… (tendrás que pillarte pensando mal y cambiando esa forma de pensar… muchas veces…)

Poco a poco… cambiará tu forma de sentir… y tu forma de vivir.

“La cuestión no es que enfermedad tiene una persona, sino quien es, la persona que tiene la enfermedad”

                                                                                 William Osler

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Ángela Peco Psicología .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Web Empresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.