Artículos Depresión

DESPUÉS DEL PARTO…

Por Ángela Peco Psicología.

“No debería ser así…”  (Pero es…)

“Es cuando debería estar más feliz…” (Eso dicen…)

Sin embargo, muchos estudios han indicado que al menos el 80% de las mujeres después del parto, experimentan lo que se conoce como “Baby Blues” (síntomas de depresión leve: tristeza, preocupación, cansancio…).

Sobre un 15% de las madres primerizas experimentan un cuadro de Depresión Postparto.

botitas

Si hay algo que es seguro en esta vida… paradójicamente es el cambio. Sin embargo, nos da tanto miedo cambiar… nos genera tanto estrés adaptarnos a los cambios…

Cuando llega un bebé a la vida de una pareja todo se acumula…: preocupaciones, cansancio, atender visitas, tareas de la casa…

Todo cambia de golpe… ya lo imaginábamos… pero no es lo mismo pensarlo, que vivirlo en realidad.

Además de todo esto… la mujer, toda mujer, desde la más fuerte, a la más débil… todas… en el momento que se convierte en madre ha de afrontar un gran número de cambios, a los que se enfrentará con más o menos miedo o curiosidad, más o menos apoyos, más o menos dolor o alegría…

Entre otros, los cambios que ha de afrontar serán:

  • Cambios evidentes en su cuerpo.
  • Cambios en su actividad laboral.
  • Cambios en lo social (amistades, familiares)
  • Cambios con su pareja.
  • Cambios en su autonomía: deja de vivir sólo para ella misma… deja de poder dedicarse a sí misma todo el tiempo y dedicación que se mostraba unos meses atrás…

Esta situación, de adaptación a un nuevo ritmo, a una nueva vida… requiere que pongamos a funcionar nuevas estrategias de afrontamiento… que irán aflorando, al ritmo de cada mujer.

Pero… ¿Cuándo hablamos de Depresión Postparto?

Las semanas después dar a luz, suponen una etapa de vulnerabilidad para la mujer, ya que puede experimentar gran variedad de emociones, que no tiene que ser, y de hecho no son, todas ellas positivas como quizá tenía previstas en sus expectativas.

Es en estos momentos cuando suelen aparecer entre otros:

  • Sentimiento de tristeza, desesperanza, vacío…
  • Llanto frecuente y sin motivo.
  • Preocupación excesiva hacia el bebé.
  • Dolencias físicas (dolor de cabeza, musculares, problemas digestivos…)
  • Problemas con la alimentación: o sobreingesta o ingesta pobre…
  • Irritabilidad, inquietud, mal humor…
  • Exceso de sueño o de insomnio.
  • Problemas para concentrarse, tomar decisiones…
  • Pérdida de interés en lo que antes le gustaba, y con lo que disfrutaba.
  • Aislamiento social.
  • No consigue vincularse con el bebé.
  • Cree que no tiene capacidad para cuidar bien del bebé.
  • Pensamientos negativos continuos, sentimientos de culpa, pensamientos de suicidio o de dañar al bebé…

Pero como siempre… todo esto hay que tomarlo con precaución. Con mucha precaución, ya que no podemos hacer patológico aquello que no lo es, aquello que es normal ante una situación de adaptación al cambio…

Es normal estar cansada, agotada, preocupada… sobre todo cuando eres madre por primera vez. Es normal que no duermas, que te genere ansiedad no saber si cuidas bien al bebe… ¡nadie nace enseñado! Ser madre es algo que se aprende con la experiencia del día a día.

¿Dónde está el problema entonces?

El problema viene, cuando esa tristeza, típica de la adaptación a una situación nueva, no desaparece… sino que se incrementa y se cronifica… cuando ante esta situación, que te desborda… como a cualquiera en tu lugar… tú lo solucionas tomando la decisión más disfuncional de todas:

  • Renuncias a cuidar de tu bebé… y delegas la responsabilidad de cuidarlo en otras personas… esto hace que a tu subconsciente le lleguen 2 mensajes: “te ayudan porque te quieren” … “te ayudan porque saben que tú no puedes…”. Esto aumenta tu sentimiento de incapacidad…

La depresión postparto tiene una importante causa biológica. Se debe a los cambios en los niveles hormonales que se dan durante el embarazo y después del embarazo… parte de la culpa puede tenerla la rápida caída tras el parto de estrógenos y progesterona. Pero que se mantiene por otros factores: sociales y psicológicos.

Normalmente todos esos síntomas aparecen entre las primeras semanas y el primer año después del parto, aunque hay mujeres que comienzan a sentirse mal justo cuando son madres o mucho después de esos primeros meses de vida del niño.

¿Qué puedes hacer para ayudar a una mujer que sufre depresión postparto?

Si eres pareja o familiar directo de una mujer que padece este problema… NO EMPEORES EL PROBLEMA. Muchas veces hacemos más mal que bien con las buenas intenciones…

  • Ayudar a la mujer con las tareas de la casa, pero NO LA AYUDEIS CON TAREAS RELACIONADAS CON EL BEBÉ. La mamá ha de esforzarse en generar el vínculo con el bebé. Si el bebé se acostumbra a ser atendido por otra persona, la madre reforzará su sensación de que ella no sabe cuidarlo… Profecía autocumplida… Ha de comprender, y sentir que el bebé es su responsabilidad.
  • Es aconsejable que la madre y el bebé tengan ESPACIOS DE INTIMIDAD, de SOLEDAD… Sin embargo, cuando una mujer presenta síntomas de depresión postparto, tendemos a evitar que se quede sola con el bebé por miedo a que pueda hacerle o hacerse daño… Sé que puede generarte ansiedad como familiar… pero esa sensación de estar continuamente vigilada empeorará las cosas ya que afianza su sentimiento de incapacidad.
  • Intentar NORMALIZAR LA VIDA… cuando os centráis continuamente en el problema, se le pregunta continuamente, se les habla de lo que es “normal” y lo que no lo es… la mujer se encasilla en su papel de víctima, en el sentimiento de inutilidad, en las elevadas expectativas… todo el mundo sabe lo que ha de hacer… menos ella.
  • NO CULPABILICES A LA MUJER por sus cambios en el estado de ánimo… eso agudizará su sentimiento de soledad. Sé tolerante y comprensivo. Es una persona cuya biología y psicología se encuentra en pleno proceso de adaptación. Necesita que la acompañes, no que hagas las cosas por ella, no que la critiques, no que la ataques…
  • ANÍMALA a planear tiempo para ella misma, distraerse y, sobre todo, ESCÚCHALA. El hecho de sentirse querida y escuchada la ayudarán a dar los pasos que le toca dar en el camino de su vida.

“Ser madre… ha sido el encuentro con mi propia sombra…”

Anónimo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ángela Peco Psicología.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Web Empresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.