Otras publicaciones

PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS

  1. PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS

Por Ángela Peco Psicología.

¿Te gusta escuchar?

¿Ayudar a los demás cuando lo están pasando mal?

¿Quieres ayudar o apoyar a alguien, pero realmente no sabes muy bien cómo reaccionar?

Todos los días suceden situaciones críticas en nuestro entorno, a las personas con las que nos relacionamos, y a nosotros mismos… situaciones con las que a veces tenemos que “lidiar”:

Ejemplos, hay muchos…:

  • Vas en el tren y a una pasajera se le pasa su parada y entra en una crisis de nervios…
  • Una persona mayor se mete con un niño por el color de su piel y éste se pone a llorar porque no entiende nada…
  • Vas por la carretera y ves un accidente de tráfico, paras pero no sabes cómo actuar hasta que lleguen los médicos…
  • Una amiga acaba de sufrir un ataque de ansiedad porque su pareja acaba de marcharse de casa…
  • Tu madre ha tenido una recaída de su dura enfermedad y no sabes como acompañarla…
  • Una vecina está en shock tras la muerte súbita de su hijo…

En casos como estos, aunque tengamos iniciativa… puede que no tengamos claro si lo que estamos haciendo mejora o empeora las cosas…

En este artículo te voy a dejar unas ideas básicas sobre los PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS, que quizá en algún momento puedan serte de utilidad.

¿Qué son los PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS?

Es el apoyo psicológico que se ofrece a alguien en un “momento de crisis” por el que está atravesando.

Normalmente los Primeros Auxilios Psicológicos se utilizan ante situaciones de emergencia, y se dirigen sobre todo a personal de emergencias… pero todos podemos enfrentarnos a situaciones de emergencia en un momento dado. El saber no ocupa lugar, y cuando se trata de mejorar la vida de las personas sobre todo en momentos críticos para ellas… ¡el saber es la mejor opción!

Varios estudios han demostrado que cuando una persona que acaba de sufrir una crisis, shock, accidente… la intervención psicológica en este momento es clave para un restablecimiento posterior más adecuado.

¿QUÉ SE SUPONE QUE ES UNA “CRISIS”?

Se puede definir como un “estado temporal de trastorno o desorganización que se caracteriza por la incapacidad de la persona para abordar una situación determinada”

En una situación de “crisis”, la persona se siente incapaz e ineficaz. Carece de habilidades en ese momento para gestionar la situación.

Esa situación normalmente va a conllevar un cambio radical, (o no, pero un cambio, al fin y al cabo), en la vida de las personas…

 ALGUNAS CLAVES…

  • BUSCA UN LUGAR donde no se esté en contacto directo con la situación traumática. Un lugar tranquilo donde poder dialogar, pero donde la persona se sienta cómoda… Dos ideas a tener en cuenta en este punto: PRIVACIDAD y CONFIDENCIALIDAD.
  • ACTÚA DE FORMA EDUCADA, GENTIL… con calma y mostrando tu solidaridad. Demuestra con tu forma de actuar que te importa la persona y que eres respetuoso con ella en la situación que está atravesando.
  •  Ayuda con las NECESIDADES BÁSICAS: Maslow hablaba de la importancia de cubrir las necesidades básicas en una persona… en una situación en crisis (aunque os parezca algo banal… es fundamental), facilitarle a la persona y a los suyos agua, alimento, un sitio seguro donde dormir, un teléfono para comunicarse con sus seres queridos si es el caso…
  • LO PRIMERO ES ESCUCHAR: Sí, escuchar. No, preguntar. Escucha cómo la persona en crisis visualiza la situación, cómo te la comunica (con palabras o sin ellas…). Es básico que la persona se sienta escuchada y entendida. Eso le ayudará a reducir su nivel de ansiedad. Nunca fuerces a la persona a contarte más de lo que realmente te quiere contar…
  • Deja que la persona se exprese cómo le surja en ese momento, como quiera… NO ES UNA CONVERSACIÓN. NO ES NECESARIO QUE COMPRENDAS LO QUE DICE… SÓLO NECESITA LIBERAR… Y QUE ALGUIEN LA ESCUCHE.
  • TRANQUILIZA… PERO CON REALISMO: No utilices frases hechas del tipo… “no pasa nada”… “todo va a estar bien…”, “tienes que ser fuerte…”. Intenta sustituirlas por otras como “lamento mucho lo que te ha ocurrido”… “no sé cómo te sientes porque nunca me ha pasado algo parecido… pero si quieres puedo escucharte”…
  • La persona NO NECESITA CONSEJOS, NI SERMONES TEÓRICOS… NO TIENES QUE DIRIGIR NADA… SÓLO ACOMPAÑAR.
  • ELIMINA FUENTES DE ESTRÉS AÑADIDAS: No sometas a la persona a ningún tipo de interrogatorio… sólo pregúntale y dale solución a cosas que le puedan estar generando ansiedad en ese momento, cosas cotidianas: buscar un lugar para pasar la noche, buscar a alguien que recoja a los niños de colegio
  • INDAGA SOBRE LO QUE HA PASADO: Pero con las ideas claras… céntrate en el pasado inmediato, el presente y el futuro inmediato… lo demás en ese momento nos sobra.
  • IDENTIFICA, CON LA PERSONA, POSIBLES SOLUCIONES: Junto a la persona intenta vislumbrar soluciones que cubran sus necesidades más inmediatas, así como para las que vayan a surgir al día siguiente, por ejemplo. De esta forma la persona pone su cerebro a funcionar quitando el foco de atención únicamente del evento traumático y poniéndolo en buscar opciones.
  • APOYA A LA PERSONA EN LA REALIZACIÓN DE UNA ACCIÓN: Simplemente es apoyar a la persona a dar “un paso” en el afrontamiento de la situación que le está tocando vivir. Tu función es de soporte, sólo acompañar, a su ritmo, acompasar.
  • NORMALIZA SUS REACCIONES… No se está volviendo “loco”, ni tampoco comportándose como un energúmeno/a… La persona ha de entender que sus reacciones son normales ante una situación anormal… Su forma de actuar es normal… lo que no es normal es lo que le acaba de ocurrir.

Cuando ofrecemos apoyo, seas profesional o no, a una persona en situación de crisis, su reacción va a variar dependiendo de si se trata de una gran catástrofe o una crisis cotidiana…

En cada situación de crisis hay que tener en cuenta tanto los factores de la situación, como las fortalezas y debilidades personales de quien la está afrontando… pero además su cultura, sus creencias… el respeto a esto último es igual de importante para que la persona a la que apoyas de verdad se sienta apoyada…

 

¿CÓMO SUELEN REACCIONAR LAS PERSONAS EN CRISIS POST-TRAUMÁTICA?

Podemos hablar de 4 momentos clave:

  • SHOCK: Cuando la persona ante la situación, siente que se desvanece por dentro… Le aparece la sensación de que se “acaba el mundo”.
  • NEGACIÓN: La persona intenta negar lo que le ha sucedido… Quiere creer que es un sueño…
  • BÚSQUEDA DE INFORMACIÓN: Busca de forma ansiosa una forma de responder ante la situación que está viviendo…
  • EXPRESIÓN EMOCIONAL: Aparece el momento de duelo, expresando rabia, esperanza intermitente, llanto…

El conocer los PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS es fundamental en el día, tanto como conocer las técnicas de RCP o la maniobra de Heimlich…

Somos cuerpo… pero también mente…

 

“No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo”.

Albert Camús

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Ángela Peco Psicología .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Web Empresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.