Estrés y ansiedad
Artículos Ansiedad, Artículos Hábitos Saludables

ESTRÉS Y ANSIEDAD

Estrés y ansiedad

Por Ángela Peco Psicología

Vivimos en una sociedad donde el estrés convive con todos nosotros. Lo hemos normalizado. Nuestra vida está ligada a la autoexigencia a muchos niveles: personal, laboral, social, familiar…

Lo hemos interiorizado tanto que incluso no somos capaces de detectar las líneas rojas que nos informan que estamos rozando el peligro, que estamos forzando la máquina… finalmente nuestra salud física y psicológica acaba resintiéndose.

¿QUÉ ES EL ESTRÉS?

El estrés es una reacción psicofisiológica que se produce en nuestro organismo ante una demanda ambiental excesiva. Esto lo que desencadena es una cascada de hormonas que nos preparan para la acción.

CONSECUENCIAS DEL ESTRÉS CRÓNICO

Los picos de estrés son normales, y estamos preparados para afrontarlos. El problema surge cuando esta situación se mantiene en el tiempo de forma continuada… ya que eso supone que esa activación se instale de forma continua en nuestra vida, lo que termina provocando un autentico desequilibrio psicofísico y afectando por lo tanto a nuestra salud:

  • Estados de depresión y ansiedad.
  • Desajuste hormonal.
  • Alteraciones de sueño.
  • Problemas de alimentación.
  • Problemas en las relaciones sociales.
  • Afecciones en la piel y caída del cabello.
  • Problemas menstruales.
  • Alteraciones digestivas.
  • Problemas arteriales y cardíacos: hipertensión, enfermedades coronarias.
  • Problemas de peso.

TIPS PARA MANEJAR EL ESTRÉS

Todo esto son motivos más que suficientes para que nos planteemos la importancia de reducir el estrés en nuestras vidas.

  • Meditar, reducir la velocidad del ritmo diario y centrarnos en el momento presente.
  • Contar con una red social que nos brinde apoyo y comprensión.

No se trata de irnos a los extremos… no soy partidaria de los extremos en ninguna de las facetas de la vida. Puedes presentar estrés tanto por tener muchas cosas que hacer como por contar con demasiado tiempo libre. Siempre buscar el equilibrio es la acción correcta.

Quizás estos TIPS te ayuden:

  • IMPORTANCIA DE CONTROLAR TU VIDA: Tu tiempo de trabajo, tu tiempo de descanso, tu tiempo de ocio, tu tiempo de familia, tu tiempo de soledad… comienza a ser disciplinado con el respeto de todas las áreas de tu vida, sin potenciar unas sobre otras sin tu consentimiento. No te olvides de improvisar de vez en cuando. Sentirse vivo, no somos máquinas (afortunadamente).
  • PON RUTINAS EN TU VIDA. Adapta la realidad a tu ritmo. Siéntete cómodo con lo que haces. Mantener una rutina nos centra. Pero tampoco permitas que las rutinas te atrapen. Utiliza siempre cada recurso con inteligencia y utilizándolo para tu bienestar.
  • DESCANSAR ES FUNDAMENTAL PARA NO SOBRECARGAR TU MENTE: Nuestra concentración tiene un límite. Cuando superamos ese límite empezamos a equivocarnos, nuestro humor se resiente… Tómate 10 minutos de descanso cada 50 de trabajo.
  • HAZ COSAS QUE TE GUSTEN. Intenta que en tus días siempre haya algo gratificante, que te guste hacer y que hagas entre todas tus obligaciones. Te ayudará el llevarlo a cabo para reconectar de nuevo con quien “eres”… y para seguir después con lo que “debes”.
  • SI ALGO TE MANTIENE “ATASCADO”… trata de cambiar el foco, déjalo por un rato. Tomar distancia nos ayuda a ver las cosas desde otro punto de vista.
  • USA LA MÚSICA. La música es un bálsamo para nuestro cerebro, lo ayuda a relajarse a dispersarse. Aprende a usarla. Es genial acompañarnos de música en tareas sistemáticas, que no requieren toda nuestra atención. Sin embargo, en tareas más complejas, la música puede actuar como un distractor. Por otro lado, es genial utilizar música para cambiar nuestro estado de ánimo.
  • HAZ DEPORTE: No se trata de machacarte en el gimnasio, simplemente camina deprisa, sal a correr, camina por el campo… Es agradable, no pongas excusas y hazlo.
  • APRENDE A DECIR QUE NO. Esta recomendación te la haré una y mil veces. No es sano perjudicarnos a nosotros mismos por no ser capaces de decir que no para evitar que otra persona se sienta mal…
  • Hay cosas que pueden esperar y cosas que no… prioriza lo importante.

LÍNEA ROJA: CUANDO EL ESTRÉS SE VUELVE CRÓNICO

Se trata de no cruzar tu línea roja… ni más ni menos.

Esa línea la marca la sensación de control sobre nuestra vida. Cuando la cruzas, aparece una estampida de problemas cognitivos, de atención, de memoria, de reflexión, desborde emocional…

A ese lado de la línea dejamos de responder con inteligencia, dejamos de actuar… y lo que hacemos es REACCIONAR, ya que el cerebro está tan agotado que lo que necesita es ahorra energía, ya que no le llega la energía que necesita para funcionar correctamente, porque sin darte cuenta ese aporte extra de energía se lo están llevando otras zonas del cuerpo como por ejemplo los músculos, que están preparados continuamente para afrontar un ataque (aunque no esté el estímulo presente).

El estrés crónico no te prepara para pensar, te prepara para reaccionar.

De esta forma, cuando vives en la zona roja… parecen entre otras cosas:

  • Fallos cognitivos: Dejamos de pensar con claridad, nos cuesta tomar decisiones, aparecen problemas de concentración, de memoria, nos cuesta reflexionar…
  • Observamos la realidad con visión en túnel. Centrados sólo en lo negativo, viendo sólo los problemas e incapaces de buscar soluciones.
  • Nos envuelven las emociones negativas que nos mantienen en la angustia y la indefensión… y la indefensión acaba provocando la temida depresión.

Todos podemos sufrir estrés en un momento de nuestra vida, puntual y limitado en el tiempo. Eso es normal.

Lo que no podemos valorar como normal es cuando esto se cronifica. No es normal acostumbrarse a vivir de una forma anormal.

Necesitamos “culturizarnos” en materia emocional. Aprender a manejar los miedos, los pensamientos irracionales, aprender a responder mejor ante las dificultades cotidianas.

Todo esto sigue siendo un reto a día de hoy, en el que cada vez más personas están tomando conciencia. Quizá por eso tú estás leyendo esto… Quizá por eso yo lo estoy escribiendo…

«El estrés es el miedo de que las cosas no salgan como esperamos. La solución es aprender a relajarse y afrontar la vida con una mente tranquila y un corazón valiente». Thich Nhat Hanh,

Quizá también te pueda interesar:

¿QUÉ HACER ANTE UN ATAQUE DE ANSIEDAD?

– ANSIEDAD ¿PARA QUÉ?

– LA ANSIEDAD QUE VIVE EN MI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Ángela Peco Psicología.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Web Empresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.