qué hacer ante un ataque de ansiedad
Artículos Ansiedad

¿QUÉ HACER ANTE UN ATAQUE DE ANSIEDAD?

qué hacer ante un ataque de ansiedad

Por Ángela Peco Psicología

¿Qué es un Ataque de Ansiedad?

Imagina que estás en una montaña rusa emocional, pero esta vez no estás en un parque de atracciones.

De repente, tu corazón comienza a latir más rápido de lo normal, sientes un nudo en el estómago y una sensación de ahogo que te envuelve.

Te sientes abrumado por una sensación de miedo intenso, aunque no sabes exactamente a qué le tienes miedo.

Estás sufriendo un ataque de ansiedad.

Un ataque de ansiedad es como una tormenta que aparece sin previo aviso en un día soleado.

Es una experiencia abrumadora que puede dejar a la persona sintiéndose completamente desorientada y vulnerable.

Durante un ataque de ansiedad, el cuerpo entra en un estado de alerta máxima, como si estuviera luchando contra un peligro inminente, aunque ese peligro no sea real.

¿Cuáles son sus Síntomas?

Los síntomas pueden variar de una persona a otra, pero algunos de los más comunes incluyen:  palpitaciones rápidas del corazón, dificultad para respirar, sudoración, temblores, sensación de mareo o desmayo, náuseas y una sensación de irrealidad o separación de uno mismo.

Es como si tu cuerpo estuviera diciendo «¡Ataca!» o «¡Escapa!» en respuesta a un peligro imaginario, pero la mente no puede convencer al cuerpo de que no hay peligro real.

Lo más importante a recordar es que un ataque de ansiedad no es peligroso en sí mismo.

Aunque puede parecerte aterrador en el momento, generalmente es de corta duración y no causa daño físico. Sin embargo, es crucial aprender a manejar los ataques de ansiedad para que interfieran lo menos posible con tu vida diaria.

Entender lo que desencadena tus ataques de ansiedad y aprender técnicas de relajación, como la respiración profunda, la meditación o el mindfulness, puede ayudarte a recuperar el control cuando sientas que estás en esa montaña rusa emocional.

También es importante buscar apoyo profesional de la salud mental si sientes que los ataques de ansiedad están afectando tu calidad de vida.

Recuerda, no estás solo ni sola en esto. Con el tiempo y la práctica, puedes aprender a surfear la ola de la ansiedad y encontrar la calma en medio del caos.

Algunos Consejos Prácticos para abordar tus Ataques de Ansiedad

Aquí tienes algunos consejos prácticos que pueden ayudarte a superar estos momentos difíciles:

Respira profundamente: La respiración profunda puede ayudar a calmar tu sistema nervioso y reducir los síntomas de ansiedad. Toma respiraciones lentas y profundas, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. 

Prueba este ejercicio de respiración para calmar tu mente y cuerpo: inhala lentamente por la nariz durante cuatro segundos, sostén la respiración durante cuatro segundos y luego exhala lentamente por la boca durante cuatro segundos. Repite este proceso varias veces hasta que te sientas más tranquilo.

Practica la atención plena: Trata de mantener tu atención en el momento presente, en lugar de preocuparte por el pasado o el futuro. Observa tus pensamientos y sensaciones sin juzgarlos, y trata de aceptarlos tal como son.

Prueba a utilizar tu sentido de la vista, por ejemplo, observa en tu entorno 5 cosas de color verde (ve nombrándolas), 4 cosas de color azul, 3 cosas de color amarillo…. Se trata de anclarte en el presente.

Utiliza afirmaciones positivas: Repite frases positivas y tranquilizadoras para ti mismo, como «Estoy seguro y tranquilo», «Puedo manejar esto», “Todo está bien”, “Va a pasar”, «Calma»… Las afirmaciones pueden ayudarte a cambiar tu estado mental y a sentirte más en control.

Busca apoyo profesional: No tengas miedo de pedir ayuda Compartir tus sentimientos y experiencias puede aliviar la carga y proporcionarte el apoyo que necesitas.

Practica técnicas de relajación: La meditación, el yoga, el tai-chi u otras técnicas de relajación pueden ayudarte a reducir el estrés y la ansiedad. Encuentra lo que funciona mejor para ti y hazlo con regularidad.

Distrae tu mente: Encuentra actividades que te ayuden a distraer tu mente de los pensamientos ansiosos, como escuchar música, dibujar, hacer ejercicio, tejer, dar un paseo por la naturaleza…

Recuerda que los ataques de ansiedad son temporales y que pasarán. Sé amable contigo y tómate el tiempo que necesites para cuidar tu bienestar emocional.

«En medio de la tormenta de la ansiedad, siempre hay un rayo de esperanza. Con cada respiración profunda, estás un paso más cerca de encontrar la calma interior que tanto mereces».

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Ángela Peco Psicología.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Web Empresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.